La Municipalidad de Monte Cristo entregó bonos a los merenderos de la ciudad

Se trata de 6 mil pesos mensuales que podrán ser utilizados para comprar alimentos y elementos de higiene

El pasado lunes, autoridades municipales de Monte Cristo se reunieron con representantes de los merenderos para trabajar conjuntamente, en medio de un contexto díficil por la pandemia por coronavirus.

Según expresaron desde el municipio, «en estos tiempos de cuarentena, la labor solidaria de estos merenderos se convirtió en una necesidad de muchas familias». Por esta razón, decidieron brindarles ayuda económica para compras de alimentos y elementos de higiene, como así también la puesta a disposición de los equipos técnicos del municipio y especialistas en nutrición.

En diálogo con Hablando Claro, Susana Herrera del comedor El Rincón del Braian, especificó que, todos los meses, recibirán un bono de 6 mil pesos de parte del municipio, para comprar lo que necesiten en cualquier supermercado de la ciudad.

«Nosotras recibimos muchas donaciones de la gente. Nos mandan frutas y verduras, pero lo que nos costaba conseguir era la carne», expresó Susana y agradeció a las autoridades municipales por el gesto que tuvieron hacia ellos,ya que podrán brindarle una mejor alimentación a los pequeños. Además, comentó que los bonos son acumulables, por lo que si un mes no necesitan utilizarlo, podrán hacerlo en el siguiente.

El Rincón de Brian recibe a más 70 niños y algunos adultos mayores, los días lunes, miércoles y viernes, en horario de la cena. Debido a la situación sanitaria actual, son los responsables de cada familia quienes que se acercan a retirar las viandas para llevarlas a sus casas.

Por otra parte, Silvia Solaba del merendero Rayito de Sol comentó a Hablando Claro que aún no han decidido en qué utilizar el bono, pero «lo vamos a decidir en una reunión todas juntas».

Este espacio, se encarga de recibir a los chiquitos durante la tarde para que tomen la merienda, al regreso de la escuela. En medio de la pandemia, se organizaron para que los niños sigan recibiendo este alimento. «No hemos parado nunca, tenemos todos los cuidados necesarios», dijo Silvia.

Además, agregó que la Municipalidad se comprometió a brindarles una capacitación en nutrición a las mujeres que llevan adelante estos espacios para que puedan conocer más sobre los alimentos saludables que un niño necesita para desarrollarse.

El merendero Rayito de Sol, además, está en proceso de renovación, ya que están construyendo un nuevo y mejorado espacio. «Falta muy poco, ya pusimos las aberturas y faltaría reboque», especificó Silvia al respecto, aunque admitió que aún no tienen fecha estimada de inauguración.

Mirá también:

Categorias
Situación SanitariaSociedad

NOTAS RELACIONADAS