La Universidad de Villa María, la primera de la provincia en adherir a la “Ley Yolanda”

Incorporará la capacitación obligatoria sobre temáticas ambientales para docentes, no docentes, investigadoras/es y estudiantes. En la nota, la importancia de una universidad con perspectiva ambiental

El Consejo Superior de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) aprobó la adhesión e implementación de la “Ley Yolanda” (27.592), normativa que establece capacitación obligatoria en medio ambiente para empleadas y empleados de la función pública.

A partir de una iniciativa presentada por la Licenciatura en Ambiente y Energías Renovables (LAER), dependiente del Instituto de Ciencias Básicas y Aplicadas, la casa de altos estudios prevé desarrollar instancias de formación permanente en materia ambiental, con perspectiva de desarrollo sostenible y cambio climático, destinadas a docentes, nodocentes, investigadoras/es y estudiantes.

Para garantizar su efectiva implementación, LAER coordinará el diseño de un programa anual de actividades que incluirá la capacitación de formadores, la generación de materiales y la definición de la propuesta temática, enfocada en un abordaje interdisciplinario y adaptada al contexto universitario.

La importancia de una universidad con perspectiva ambiental

Después de que el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) adhiera a la Ley Yolanda, lo que implicó una invitación a todas las universidades del país, el Consejo Directivo del Instituto de Ciencias Básicas y Aplicadas de la UNVM aprobó la adhesión.

Si bien, por ejemplo, la Municipalidad de Villa María ya había adherido a esta legislación y promovido lo que indica la Ley, es un paso importante involucrar la perspectiva ambiental en las casas de estudios universitarios.

En ese sentido, Laura Foradori, abogada ambientalista y una de las docentes que promulgó la iniciativa primero en el Instituto de Ciencias Básicas Aplicadas de la UNVM y luego en el Consejo Superior, detalló a Hablando Claro la importancia de esta norma.

«Entendemos que es muy importante en el contexto de crisis ambiental que estamos viviendo, especialmente en la región latinoamericana, donde la problemática es atravesada por la desigualdad social, la vulnerabilidad y la pobreza«, comenzó describiendo Foradori.

Y agregó que «la Universidad no puede ser ajena al contexto en el que se desenvuelve, lo que implica nuevos desafíos que interpelan para actuar de otra manera, y para ello es fundamental la educación ambiental».

Sin embargo, la docente considera que ley «va más allá de la ambientalización curricular«. Porque «formar a quienes se desempeñan en las tareas impactará de manera directa en la gestión y la política universitaria«.

Por último, remarcó que «esta adhesión no solo tiene el impacto dentro de la universidad que es lo más palpable, sino también fuera de ella». Y justificó que «varios de los que transitan la Universidad terminan siendo decisores de políticas públicas. Incorporar la formación ambiental dentro de la carrera universitaria es de suma importancia para las políticas públicas de ahora y el futuro«.

Acerca de la Ley

La “Ley Yolanda” fue sancionada el 17 de noviembre de 2020 y alcanza a todas las personas que desempeñan la función pública en todos sus niveles y jerarquías. Recibe su nombre en honor a la tucumana Yolanda Ortiz, primera Secretaria de Recursos Naturales y Ambiente Humano de Argentina.

La educación ambiental obligatoria contempla información referida al cambio climático, la protección de la biodiversidad y los ecosistemas, la eficiencia energética y las energías renovables, la economía circular y el desarrollo sostenible.

Según detalló Foradori a Hablando Claro, la adhesión de la casa de estudios de Villa María «se enmarca en una de las obligaciones constitucionales de las autoridades que es proveer a la Educación Ambiental, conforme al artículo 41 de nuestra Constitución Nacional». Además, se inscribe en el marco de los Objetivos del Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU, a los que Argentina adhirió en 2015.

Un debate actual en la Legislatura de la Provincia de Córdoba

La Comisión de Ambiente de la Legislatura se encuentra actualmente tratando la adhesión de la Provincia de Córdoba a la Ley Yolanda. Su objetivo es capacitar en materia ambiental a empleadas y empleados de todos los niveles y jerarquías de la función pública en los tres poderes del Estado.

Para llevar a cabo la aprobación, la Comisión de Ambiente viene convocando a diferentes especialistas y referentes de ambiente de la Provincia. Entre ellas, Laura Foradori estuvo presente y expuso su adhesión, así como los motivos por los cuales considera que la capacitación de los agentes públicos en la temática ambiental adquiere relevancia.

Cabe recordar los proyectos de adhesión a la Ley Yolanda obrantes en la Unicameral son tres. Según se dijo esta tarde, lo próximo es trabajar en los consensos requeridos hasta la obtención del despacho.

Categorias
AmbienteSociedad

Lic. en Comunicación Social- Facultad de Ciencias de la Comunicación- Universidad Nacional de Córdoba

NOTAS RELACIONADAS