Los regalos para Papá van en picada

Según los datos de la CAME, cayeron un 6,4% respecto del 2017

Como cada año, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) realiza un balance interanual comparativo en las ventas de regalos para el papá en su día, de 13 diferentes rubros; este año cayeron un 6,4%.

Esta fecha ya viene decreciendo en los últimos años. El 2017 mostró una baja del 3,6%. Los especialistas aseguran que se prioriza las reuniones familiares antes que el regalo, por lo que las reservas en Restaurantes y la demanda de servicios gastronómicos (más del tipo «delivery») se mantuvieron constantes.

A pesar de que muchos comercios alentaron el consumo con ofertas y descuentos de hasta el 40%  por pagos en efectivo, las familias optaron por la financiación en cuotas sin interés. Un dato particular sobre esto es la recarga de tarjetas de crédito, es decir el uso de dos o hasta tres plásticos para realizar una compra. Mientras que quienes optaron por la compra en efectivo o en una sola cuota fueron por montos moderados.

El ticket promedio fue de $680, un 19,2% más que el año anterior, pero considerando que la inflación fue mayor, es notorio el cuidado de los gastos en este sentido. Además las ventas informales, como manteros o ferias, superaron a las formales.

De los trece rubros analizados, los que más se mantuvieron fueron el de Perfumería, Gastronomía y restaurantes y Artículos para el hogar y uso personal. Aunque este último también pudo haber tenido que ver con la compra de Televisores por el Mundial de Fútbol. Y los rubros que más cayeron fueron los de Indumentaria, CD DVD y Libros y Calzados.

Como viene siendo la tendencia, las ventas on line siguen ganando terreno, siendo este año el 18% de las compras. Sólo el 9% fueron en supermercados, el 30% en shoppings y el 43% en comercios a cielo abierto.

Mucho se ha hablado desde siempre, que estas fechas son una excusa para aumentar el consumo y favorecer a los comercios. Pero estos últimos años la situación económica de nuestro país se ha ido tambaleando, y en cuanto a prioridades, los regalos no ocupan el primer lugar. Un reflejo más del cuidado con el que nos movemos los argentinos en lo que a economía respecta. Ante la incertidumbre y el aumento del dólar, mejor cuidar el bolsillo.

Categorias
Sociedad

NOTAS RELACIONADAS