Mili volverá a ver: Un donante anónimo le regaló los pasajes a China

Si bien aún resta recaudar bastante dinero para que la joven de San Francisco logre pagar todo el tratamiento en el otro continente, un hombre se comprometió a abonar los pasajes completos

Milagros Boscacci es de San Francisco, tiene 21 años y padece ceguera de nacimiento. Desde hace un par de meses, ella y fu familia están sumidos en una campaña solidaria para reunir los fondos necesarios y emprender un tratamiento para volver a ver. Este martes, una persona cambió sus vidas para siempre y les brindó más esperanzas de las que tienen.

Es que, de manera anónima, un hombre se acercó a su vivienda y les ofreció pagarles los pasajes de ida y vuelta a China, donde deben estar presentes el 10 de noviembre próximo, para que Mili inicie el tratamiento. Así lo confirmó Argentina, la mamá de la joven, en diálogo con Hablando Claro.

Con una inmensa felicidad, dijo: «ayer vino una persona que quiere mantener su nombre anónimo y nos dijo que nos donaba los pasajes aéreos que representa mucho, porque el costo hoy es elevado». El hombre confesó que desde que se enteró de su campaña «no pudo dormir pensando cómo podía ayudar».

En proporción, se trata de una ayuda inmensa. Teniendo en cuenta que desde que la familia de Mili comenzó la campaña juntaron alrededor de 10 mil dólares y que los pasajes implican una suma de 600 mil pesos, «es más de la mitad de lo que nosotros pudimos recaudar en tantos meses de campaña».

«A mi decir gracias siempre me parece poco, fue realmente algo que no esperábamos», dice Argentina con una notable emoción y relata que la jornada del martes estuvo plasmada de llanto y empatía: «me temblaba todo el cuerpo cuando el hombre me lo decía, y él lloraba también».

«Estamos muy felices y muy agradecidos con la sociedad entera, y con esta persona en particular. En un momento me dijo ‘yo soy medio bobo’, porque se largó a llorar, y yo le dije que ‘a veces hace falta esta sensibilidad, porque si no es imposible ponerse en el lugar del otro».

Mili, por su parte, vivió ese momento en paz: «agradeció y sintió la paz de estar cada vez más cerca de su sueño. Lo demostró prendiendo el equipo de música y poniendose a cantar». Cabe recordar que la joven tiene un talento increíble para la música y se encuentra estudiando en el Conservatorio Superior de Música Arturo Berutti.

Y la verdad es que la familia de Mili se encontró con un ser de luz, es que, «a veces, que un familiar o alguien que te conozca venga y te haga una donación así lo podés esperar. Pero alguien que no te conoce para nada, venga y haga esto, es realmente un gesto admirable y hay que destacarlo», dice Argentina a este medio.

Comprar pasajes a China en medio de la pandemia

En un principio, Mili tenía turno para el primer viaje a China en abril, pero por la pandemia del coronavirus y al no llegar a recaudar el dinero necesario, decidieron posponerlo para el próximo 10 de noviembre. Sin embargo, la familia aún debe averiguar en qué situación estarán los viajes para esa fecha.

Mientras que el hombre que le donará los pasajes aseguró que «no importa si es ahora, de acá a seis meses, nos despreocupemos que los boletos estarán saldados», cuenta Argentina y confirma que ya se puso en marcha para averiguar todo lo que necesita para llegar al otro continente y tener todas las certezas.

«Lo que falta ya es menos, ya es mucho menos. Para lo que fue cuando empezamos. Seguimos en campaña, en camino, y esperando a ver que habiliten poder viajar», concluyó, y agradeció a la sociedad en general por «hacer de esta lucha, su propia lucha».

Un paso más para llegar a China, pero aún falta

A comienzos de esta semana, la página de Facebook que lleva adelante la difusión de la campaña «Una Luz Para Mili» publicó que lograron realizar un pago parcial del tratamiento a la clínica en China.

«Pudimos pagar 12 mil dólares de los 50 mil que sale el tratamiento completo», aclaró la madre de Mili en diálogo con Hablando Claro. Resulta que varios medios de comunicación difundieron que la familia había logrado abonar el total del tratamiento.

Por fortuna, la clínica le permitió a esta familia argentina abonar en partes el tratamiento, en medio de la crisis económica y los problemas cambiarios históricos en nuestro país. Por eso lograron abonar este pago parcial. Sin embargo, aún resta un arduo trabajo hasta el mes de noviembre.

«En realidad, para este primer viaje y primera etapa del tratamiento, nos faltan un poco más de 10 mil dolares», confirmó Argentina. Se trata, aproximadamente de entre 13 mil y 15 mil dólares.

Mirá también:

Categorias
Sociedad

Lic. en Comunicación Social- Facultad de Ciencias de la Comunicación- Universidad Nacional de Córdoba

NOTAS RELACIONADAS