Nueva Córdoba: atropelló, huyó y ahora es piloto de carrera

Franco Morata cumplió sus condenas y se dedica al automovilismo, apoyado por el Gobierno de Villa Dolores.

Once años atrás, en las calles de Nueva Córdoba se paseaba a toda velocidad un flamante auto Mini-Cooper que temrinó en tragedia. Su conductor atropelló a un hombre que iba caminando y se fugó. El caso llegó a tener repercusión provincial y nacional, llegando a ser conocido como «el caso del Mini-Cooper».

Al huir, Franco Morata estuvo prófugo en Uruguay y recién se entregó dos semanas más tarde, después de que la Justicia lo acorralara. La víctima, Nicolás Sánchez, era un estudiante de medicina que sobrevivió de milagro, aunque le quedaron graves secuelas al perder casi toda la movilidad de su cuerpo.

Hoy, tras haber cumplido sus condenas, que incluyeron una inhabilitación para conducir vehículos por cuatro años, Morata es piloto de la categoría «Turismo Promocional» de la CAPICOR, y compite en las pistas más importantes de Córdoba, apoyado por el Gobierno de Villa Dolores.

La ciudad del interior de Córdoba, Villa Dolores, es donde el conductor reside desde hace casi una década. Dirigentes opositores cuestionan el auspicio que lucen sus autos de la Municipalidad.

El abogado de la familia de la víctima, plantea que la mayor parte de la indemnización que Morata debía pagar no está cancelada. Según el magistrado, la deuda asciende hoy a 600 mil dólares. Además, expresó sus dudas sobre la situación patrimonial del actual piloto.

Categorias
PolicialesSociedad

NOTAS RELACIONADAS