Obispo Trejo es la primera localidad en adherir a la Ley Córdoba Inclusiva

Con la presencia de la legisladora provincial Natalia de la Sota, la intendenta Silbia Mansilla inauguró la primera de varias obras a favor de la inclusión: señalética universal y una calesita inclusiva

En la mañana de este lunes, y luego de haber adherido a la Ley Córdoba Inclusiva, la localidad de Obispo Trejo se convirtió en la primera de toda la provincia en destinar acciones que fomenten la inclusión universal para sus ciudadanos.

Con la presencia de la legisladora provincial Natalia de la Sota y de la abogada especialista en inclusión, Marta Lastra, la intendenta Silbia Mansilla inauguró la primera de varias obras que integra este programa. Se trata de señalética con pictogramas en la plaza principal y una calesita inclusiva.

En diálogo con Hablando Claro, la intendenta Silbia Mansilla expresó que «a los tres meses de asumir nos llegó la pandemia y nuestras ganas de hacer cambiaron el rumbo de muchas cosas, tuvimos que postergar muchas acciones que nos habíamos propuesto para nuestra sociedad, entre ellas la inclusión».

Un año después, «estamos volviendo a empezar con el propósito que teníamos». A través de la Ley Córdoba Inclusiva, a la que Obispo Trejo adhirió meses atrás, «se instaló en la plaza la señalética y una calesita inclusiva como primeras medidas».

La mandataria confirmó que, tras una serie de relevamientos que se venían desarrollando en Obispo Trejo esta es una de las primeras acciones de tantas. «También estamos pensando en todos los edificios y espacios públicos ir adaptándolos para que las personas con discapacidad puedan tener accesibilidad a todos los espacios y formen parte inclusiva en nuestra sociedad», agregó.

«Realmente es una Ley muy importante y Obispo Trejo es el primer municipio en adherir», dijo Natalia de la Sota.

Por su parte, la legisladora del bloque Hacemos Por Córdoba y la impulsora de la Ley provincial, explicó que se trata de un programa que trabaja sobre dos aspectos fundamentales: «Uno es la capacitación en materia de discapacidad de todos los agentes y funcionarios de los tres poderes del Estado».

«Sobre todo la capacitación en el trato adecuado, hay que saber de qué manera tratar y adquirir los conocimientos adecuados porque todas las condiciones de discapacidad son diferentes», puntualizó sobre el primer eje del programa.

«Y por otro lado, un plan progresivo de adecuación de los edificios públicos y las ciudades a la accesibilidad universal», explicó. Este es el caso de Obispo Trejo, que «ha dado el puntapié oficial tras adherir a la ley y hoy inauguramos una obra con lenguaje no verbal».

«Lo más importante es el trabajo comunitario que viene desarrollando Obispo Trejo todo este tiempo a través de un programa de promotores comunitarios», remarcó Marta Lastra.

Por su parte, la abogada especialista en inclusión Marta Lastra puntualizó en los dos aspectos de la Ley y remarcó el gran trabajo de los promotores comunitarios de Obispo Trejo, quienes formularon la base de datos sobre las necesidades de la comunidad.

Marta Lastra

«Se hizo un relevamiento y una base de datos de la que se parte, y a partir de allí se va estructurando todo. Los promotores comunitarios irán marcando toda la orientación de este programa a medida que se vaya implementando en la comunidad», explicó.

Además, sobre la capacitación a todos los poderes del Estado, remarcó que no sólo se incluye la administración pública y todo el sector gubernamental, sino que también a «las fuerzas de seguridad, el sector docente, el personal de salud y todos los agentes de la comunidad que sean necesarios capacitar».

Una vez capacitados los órganos estatales, se comenzará a trabajar con el sector privado: «fortaleciendo primero a las familias de las personas con discapacidad y acompañando al sector que va completando toda esta estructura».

Por último, remarcó que el segundo eje, sobre la accesibilidad universal, «no solo contempla la accesibilidad edilicia sino también la cognitiva, la sensorial y la intelectual. Vemos que es necesaria la señalética como la rampa con la pendiente adecuada. Los edificios y espacios públicos serán los próximos en adecuarse», concluyó en diálogo con Hablando Claro.

Mirá también:

Categorias
Sociedad

NOTAS RELACIONADAS