Pilar: 133 víctimas de violencia quedan sin atención psicológica por censanteos municipales

Trabajadoras de este espacio advierten sobre el aumento en las denuncias por violencia de género, luego del femicidio de Río Primero. Las pacientes, por su parte, indican que quedarse sin su psicóloga es como recibir otro golpe

Las trabajadoras de la Casa de la Mujer vienen denunciando desde hace tiempo precarización laboral y cesanteos arbitrarios. La situación es grave, ya que la demanda de mujeres que sufren violencias aumenta día a día y el personal del lugar no da abasto.

Las trabajadoras de la Casa de la Mujer de Pilar, localidad del departamento Río Segundo, advirtieron a Hablando Claro sobre un aumento exponencial de reclamos a partir del femicidio sucedido en Río Primero el pasado 20 de julio. En este contexto, la Municipalidad decidió cesantear a dos psicólogas sin ningún tipo de explicación, dándole a una de ellas, un mes para hacer la transición de pacientes, plazo que se cumplió este viernes.

Por esta razón, las 133 pacientes que se atendían hasta la fecha con la psicóloga Bárbara Orionte quedaron sin atención. A partir de ahora, habrá solo trabajadora a cargo de todas las denuncias que llegan a este Centro de Atención contra la violencia machista, ya que la autoridades municipales informaron que no habrá reemplazos.

«Nos sentimos atropelladas, nos desorganizaron y todavía nadie nos dice cuáles son los pormenores o los fundamentos para tomar esa decisión», dijo la licenciada Orionte a Hablando Claro, psicóloga que se desempeñó desde el año 2013 en el municipio de Pilar, en torno a estas problemáticas.

La decisión de desvincularla, no afecta solamente a las trabajadoras, sino que repercute de forma directa en las mujeres e infancias que acuden a la Casa de la Mujer, que nuevamente se enfrentan a otra vulneración de sus derechos.

La psicóloga Orionte relató que, cuando una mujer llega a denunciar una situación violenta, entablar una relación con la profesional cuesta un arduo trabajo. «Esperan toda una semana para poder hablar, sentirse acompañadas y adquirir herramientas para poder salir adelante de situaciones muy difíciles y límites en la vida de una mujer», describió.

«No queremos que nuestras queridas pacientes se sientan invisibilizadas y golpeadas nuevamente. Queremos que el intendente se de cuenta de que realmente existimos», manifestó Orione.

La Casa de la Mujer funciona desde noviembre de 2020, a partir de la Ordenanza Nº 2.069 que declara a la ciudad de Pilar en estado de Emergencia por Violencia de Género. Esta institución pertenece a la Secretaria de Promoción Social y Políticas Públicas y está a cargo de Susana Ojeda.

Por su parte, desde el municipio a cargo del intendente Leopoldo Grumstrup, informaron que por el momento no habrá reemplazos y las situaciones de violencia serán derivadas a psicólogas de otras áreas.

En lo que va del 2021, se registraron 10 femicidios en la provincia. Día a día, son miles las mujeres y disidencias que sufren la violencia machista.

Seguí leyendo:

Dónde acudir si sufris violencia de género en Balnearia, Marull y Miramar

El Polo de la Mujer receptó 5.762 denuncias judiciales durante el primer semestre

Un femicidio cada 31 horas en Argentina

Categorias
MujeresSociedad

Lic. en Comunicación Social

NOTAS RELACIONADAS