Abusó, golpeó, le dieron libertad condicional, volvió a agredir, y se fugó

Se trata de Telésforo Uño Flores, quien fue condenado por la Justicia de Río Cuarto a tres años de libertad condicional por golpear y abusar de su hijastra de 10 años. Gendarmería se encuentra advertida por posible cruce de frontera del prófugo
Imagen Ilustrativa.

En julio de este año, la Justicia de Río Cuarto condenó a Telésforo Uño Flores a tres años de libertad condicional por golpear y abusar de su hijastra de 10 años, una resolución que generó gran indignación.

Pese a la orden de restricción, el acusado la incumplió y volvió a su domicilio donde habría actuado violentamente contra su ex pareja y su hija de 5 años. Por esta razón, el fiscal Javier Di Santo lo imputó de desobediencia y cuando fueron a detenerlo ya no estaba.

En este sentido, desde la Justicia notificaron a Gendarmería para advertir sobre el posible cruce de frontera, para así evitar que salga del país.

Telésforo Uño Flores, boliviano y transportista de cereales y mercadería, fue acusado por ser autor de los delitos de lesiones graves calificadas por violencia de género y abuso sexual simple de una niña de 10 años, agravado por convivencia.

A partir de datos de La Voz, según los asistentes sociales y el médico que atendió a la menor de edad, las lesiones sufridas por la niña fueron muy graves. Pero como “no tenía antecedentes y se manifestó arrepentido”, el juez Emilio Andruet le dio la pena mínima, la libertad condicional.

Categorias
Policiales

NOTAS RELACIONADAS