Envenenan el tanque de agua de una familia en Río Primero

El hecho ocurrió el lunes y aun se esperan las pruebas que determinen el tipo de sustancias tóxicas presentas en el agua

La pesadilla contada en primera persona. Este último lunes eran cerca de las 2 de la mañana, Cintia Titko estaba en su habitación cuando ingresó una de sus hijas asustada porque sentía ruidos en el techo.

Se despertó toda la familia y el padre de Cintia, un jubilado de 72 años, salió a ver qué sucedía. Allí observó al vecino, cerca del tanque del agua. No entendieron qué estaba haciendo en los techos a esa hora, hasta que amaneció.

«Nos quedamos sin agua (…) lo llamo a mi sobrino que me hizo toda la conexión nueva y vino a ver qué pasaba. Me dice: ‘te cerraron la llave de paso’. Bueno a los 15 minutos voy al baño, y cuando tiré la cadena salió un olor insoportable. El agua estaba blanca y grasosa, hacía espuma», contó Cintia a Hablando Claro.

Sorprendida salió al patio, revisó todos los grifos y el agua salía contaminada. No era cloro, ni sarro, era veneno. El olor era tan fuerte que tuvieron que abandonar la casa.

«Gracias a Dios, ese día mis nenas se levantaron tarde y como no había agua no se pudieron lavar los dientes y se fueron a la escuela. Si hubieran tomado un poquito de agua, hubiera sido fatal».

Titko es auxiliar escolar vive con su padre jubilado y con sus hijos: el mayor de 15, y las más chiquitas de 10 y de 8 años. Esa mañana, no supo que hacer por miedo, por impotencia y porque nunca se hubiera imaginado que el agua que tomarían sus chicos tendría veneno.

Las denuncias

Cintia es oriunda de Río Primero, precisamente vive en barrio Luchi y no es la primera vez que tiene un episodio similar con este vecino. Ella misma relató que siempre le robó plantas, la ropa tendida y hasta una olla con comida de arriba de la mesa. Pero esto ya es demasiado, la familia damnificada no advierte el motivo de este ataque.

En la comisaría de su localidad les tomaron la denuncia y a las tres horas llegó una bromatóloga a tomar las muestras del agua. Por su parte, el sub comisario Pissani indicó a Hablando Claro que las órdenes de la fiscalía eran, en principio, analizar el agua del tanque de la damnificada e imputar del delito de agresión al vecino. Al momento de comprobar cuáles son las sustancias tóxicas presentes en el agua, la imputación puede modificarse.

La profesional que recolectó las muestras coincidió con la damnificada. «Se acercó al tanque y casi se descompuso por lo fuerte que era el olor», aseguró la denunciante.

«Espero que se haga algo, porque en el barrio ya estamos cansados de esta persona. Me voy a trabajar y no estoy tranquila pensando que le puede hacer algo a mi familia», concluyó a la espera de los resultados de los análisis del agua.

En el caso interviene la Fiscalía dos, turno siete.

Mirá también:

Categorias
Policiales

NOTAS RELACIONADAS