Por los incendios en Córdoba, Greenpeace pide una ley de delitos forestales

Preocupada por los siniestros forestales en la provincia, la ONG ambientalista reclamó una ley que penalice la destrucción de bosques. “Las multas no son suficientes”, indicaron

La organización ambientalista Greenpeace expresó este miércoles su preocupación por los incendios en Córdoba y reclamó la sanción de una ley que penalice la destrucción de bosques. «Las multas no son suficientes para desalentar incendios intencionales y los desmontes ilegales y, a su vez, los responsables rara vez son obligados a reforestar», explicó Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.

Según la organización, los gobiernos nacional y provincial deben ampliar los fondos y la infraestructura destinados a la prevención y lucha contra el fuego.

«Es necesario que se catalogue como delito penal al desmonte ilegal y al incendio intencional, y se obligue a los responsables a la restauración de los bosques nativos ilegalmente desmontados o incendiados», señaló Giardini.

Consideró asimismo que «por otra parte, los gobiernos deben establecer políticas, leyes y acuerdos más fuertes y ambiciosos en defensa de los bosques y sus históricos habitantes». «Ante la actual crisis climática y de biodiversidad es urgente avanzar hacia un plan de Deforestación Cero«, sostuvo.

Greenpeace señaló que los incendios forestales son una situación que se repite todos los años, y que se agrava por el cambio climático. Los bosques se encuentran cada vez más amenazados por las quemas provocadas por fenómenos naturales y la actividad humana, ya sea por negligencia o de manera intencional, para desarrollo agropecuario e inmobiliario, indicó la organización.

Cabe recordar que en la última semana se volvieron a avivar las llamas que azotan la provincia desde hace meses. Este jueves, sólo los dos focos que siguen activos suman casi 20 mil hectáreas quemadas. Aunque no hay aún cifras oficiales, se estiman en más de 70 mil las hectáreas bajo fuego en el año en la provincia. El peor año, desde el muy complejo 2013.

Mirá también:

Categorias
AmbienteSociedad

NOTAS RELACIONADAS