Qué medidas tomaron las localidades de la zona para evitar el brote

En primer lugar, intendentes de localidades como Villa del Rosario, Luque, Oliva, Oncativo y Colazo tomaron la decisión de ir marcha atrás con la flexibilización de la cuarentena
Imagen ilustrativa

En las últimas semanas, se sucedieron numerosos contagios de coronavirus en diversas localidades del departamento de Río Segundo. Ante tal situación, las autoridades municipales actuaron con rápidez para evitar que los casos aumenten de manera desproporcionada.

En primer lugar, los intendentes de Villa del Rosario, Luque, Oliva, Oncativo y Colazo, en conversaciones con el Centro de Operaciones de Emergencia Central, tomaron la decisión de ir marcha atrás con la flexibilización de la cuarentena.

De esta manera, se suspendieron actividades y se estableció el cierre total de algunos locales por al menos una semana. Se cancelaron las habilitaciones de bares y restaurantes, cultos y celebraciones religiosas, actividades deportivas, recreativas y reuniones familiares como así también academias, escuelas de danzas o actividades relacionadas. En otras palabras, se prohibió toda actividad grupal o colectiva en espacios cerrados.

Además, se reforzaron los controles vehiculares en las localidades vecinas o entre las cuales existe un gran flujo de personas. Incluso, en algunos pueblos como Oliva, Pampayasta Sud y Pampayasta Norte se dispuso un cordón sanitario estricto, ya que la situación en la zona es la más preocupante en toda la provincia.

Con campañas en redes sociales, cada Municipalidad le recordó a los vecinos la importancia de extremar las medidas de bioseguridad como el distanciamiento y el uso de barbijo y alcohol en gel.

De esta manera y con un gran trabajo del equipo epidemiológico de la Provincia, se logró contener los brotes y evitar que el panorama pase a mayores.

Mirá también:

Categorias
Situación SanitariaSociedad

NOTAS RELACIONADAS