Recuperaron a la nieta 129 y es hija de una cordobesa

Su madre, nacida en Cruz del Eje, fue secuestrada en mayo de 1977 con un embarazo de 8 meses. Su padre debió exiliarse, dejando a su otro hijo viviendo en la Argentina.

Durante la tarde del martes último, un anuncio de Abuelas de Plaza de Mayo conmocionó a todos: la nieta 129 fue recuperada. Sin embargo, este caso trae consigo una historia particular: quien recupera su identidad, tiene a su madre desaparecida, pero tiene a su padre con vida.

Su madre, Norma Síntora, nació en la ciudad cordobesa de Cruz del Eje, fue secuestrada en 1997 y hasta el día de hoy continúa desaparecida. Su padre, Carlos Solsona, emocionado por haber llegado por fin a la orilla después de atravesar una búsqueda durante décadas, estuvo presente dando el anuncio acompañando a Estela de Carlotto.

«Nadie tiene idea de las miles de noches que pasé sin dormir esperando este momento», expresó, entre tantas palabras emotivas. Hoy a Carlos solo le resta aguardar el instante de conocer a su hija, que hace 41 años tuvo en cautiverio Norma.

Además de Solsona y la presidenta del organismo, durante la conferencia de prensa de Abuelas de Plaza de Mayo en la ciudad de Buenos Aires, participó el tío de la nieta recuperada y uno de sus hermanos.

«La empecé a buscar cuando tenía 30 y ahora tengo 70 años. La mochila cada vez pesaba más, pero nunca nos la sacamos. La buscamos en todos lados que hubiera una pista. Nunca abandonamos la esperanza», afirmó, emocionado, Carlos.

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, contó que el contacto con la presunta nieta comenzó en 2013 y el proceso continuó por vía judicial: «el juez federal Sergio Torres tomó la causa. La mujer se presentó hace dos semanas ante la justicia y se realizó voluntariamente el análisis de ADN».

“Ahora su familia la espera para abrazarla luego de 42 años. Pedimos que se respete su privacidad. Ayudemos a reparar las heridas que nos dejó la dictadura”, dijo Carlotto.


La historia de Norma y Carlos:

Norma Síntora, nació el 9 de agosto de 1951 en la ciudad de Cruz del Eje, donde cursó la secundaria en la escuela de maestros República del Perú. Tras recibirse de bachiller, en 1968 comenzó a estudiar ingeniería electrónica en la Facultad de Ciencias Físicas y Naturales de la UNC.

En ese ámbito se conocieron con el santafesino Solsona en 1974, y dos años después se casaron y tuvieron un primer hijo, Marcos. Luego, el 21 de mayo de 1977, ella fue secuestrada el 21 de mayo de 1977 en Moreno, provincia de Buenos Aires. Desde entonces está desaparecida.

En el momento de su secuestro, Norma estaba embarazada de ocho meses, por lo que se esperaba que naciera en mayo o junio. Para una niña, habían pensado en el nombre Soledad.

La pareja militaba en el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) – Ejército revolucionario del Pueblo (ERP), donde ella era conocida como “la Morocha”, “Raquel”, “Marta” o “la Turca”.

Según el relato de Abuelas, ambos pensaron en el exilio luego del golpe de Estado de 1976. Carlos logró salir del país con la idea de que reencontrarse en España con Norma, pero ella fue secuestrada junto con un matrimonio que también está desaparecido.

Fuente: La Voz del Interior.

Categorias
Sociedad

NOTAS RELACIONADAS