Se cumplen veinte años de la tragedia de LAPA

Un 31 de agosto de 1999, la negligencia de los pilotos del Boing 737-200 dejó 65 muertos y 34 heridos

Era martes aquel 31 de agosto de 1999. Benjamín Buteler no sabía que tomar el vuelo 3142 de Líneas Aéreas Privadas Argentinas (Lapa) le iba a costar sus dos piernas.

Eran las 20.45 cuando el avión intentó despegar del Aeroparque Jorge Newbery. Pero una falla humana y un sinfín de negligencias terminaron por provocar la catástrofe aérea más cruenta de Argentina.

El Boing 737-200 nunca arribo a Córdoba, su lugar de destino. El avión no pudo tomar altura en el final de la pista 13 y cayó sobre el asfalto durante el despegue, se llevó por delante autos estacionados, chocó de lleno contra una grúa y se estrelló al impactar contra un terraplén de una cancha de golf.

El error de los pilotos que, por no seguir los procedimientos olvidaron realizar las acciones de configuración de las alas para el despegue y omitieron la alarma que se los advirtió, dejó un saldo de 65 muertes y 34 heridos.

Mientras que la empresa, pasada esa medianoche sólo emitió un breve comunicado donde explicó a qué hora había ocurrido el accidente.

A veinte años de la tragedia, la Justicia dictó dos condenas leves y, finalmente, declaró prescripta la causa.

Quienes piloteaban la nave, Valerio Francisco Diehl y Gabriel María Borsani, fueron condenados el 2 de febrero de 2010 a tres años de prisión en suspenso por estrago culposo.
El Tribunal Oral Federal N° 4, en fallo dividido, absolvió a los demás, entre ellos, el presidente de LAPA, Andrés Deutsch; su segundo, Ronaldo Patricio Boyd, y a Fabián Chionetti y Nora Arzeno, y sobreseyó por prescripción a los funcionarios Damián Peterson y a Diego Lentino.

Mirá más:

Categorias
Sociedad

NOTAS RELACIONADAS