Secuestro virtual: Le robaron 500 dólares a una jubilada de San Francisco

Una señora de 78 años fue engañada tras recibir una llamada donde le aseguraban que tenían cautivo a su hijo

Un nuevo hecho de estafa telefónica y secuestro virtual se registró en la localidad cordobesa de San Francisco y tuvo por víctima a una señora de 78 años, vecina de la zona céntrica, quien en horas de la madrugada del viernes recibió un llamado que terminó en el robo de sus ahorros.

En la llamada, delincuentes aseguraban que habían secuestrado a su hijo y que para liberarlo era requisito que la mujer entregara los ahorros que tenía en su vivienda. Preocupada, la mujer negoció con los estafadores la entrega de 500 dólares, que fueron colocados en un sobre depositado en el canasto de la basura frente a su domicilio, por Bv. 9 de Julio, detalló La Voz de San Justo.

Como pasaba el tiempo, la señora se dio cuenta que había sido engañada e intentó recuperar el dinero, pero ya se lo habían llevado. Inmediatamente, radicó la denuncia policial y se inició una investigación para poder dar con los autores de este hecho delictivo que se suma a los tantos delitos bajo la modalidad del «cuento del tío» que vienen ocurriendo en la ciudad y en la región.

Desde la departamental San Justo dieron una serie de consejos para evitar este tipo de engaño:

  • No brindar datos personales y/o de las cuentas bancarias por teléfono;
  • En caso de recibir un llamado donde se informa que ha ganado un premio, que son de algún organismo oficial para ofrecerle un beneficio o de alguna entidad bancaria, cortar la comunicación y dar aviso al número de emergencias policiales 101.
  • En caso de recibir un llamado donde se informa el secuestro de un familiar, intentar comunicarse con el familiar en cuestión para comprobar si se encuentra en buenas condiciones y dar aviso a la policía. En caso de no poder contactar a ese familiar, se aconseja interrumpir el llamado y avisar a las autoridades policiales.

«Durante la pandemia, el ciberdelito no solo que se incrementó, sino que también se perfeccionó, ya no es más la llamada del presunto comisario que informaba del accidente de un familiar, ahora invocan a organismos oficiales ofreciendo beneficios como el IFE o la Asignación Universal por Hijo; en otros casos las llamadas son de bancos que ofrecen beneficios y que para acceder a los mismos deben dirigirse a un cajero automático y allí aprovechan para vaciarle la cuenta a la víctima», advirtieron desde la jefatura policial a ese medio.

Seguí leyendo:

Pedido de captura internacional para Leandro Sacco, por abuso sexual en San Francisco

San Francisco: lo estafaron con un crédito que no pidió, demandó al banco y le devolvieron el dinero

Sorpresa: una mujer de San Francisco se enteró de su embarazo 4 horas antes de dar a luz

Categorias
PolicialesSociedad

NOTAS RELACIONADAS