Sede de UTA: vuelve la tensión entre choferes despedidos y sindicalistas

En medio de una toma en la sede de UTA durante el martes último, se generaron disturbios entre manifestantes y sindicalistas.

Desde las primeras horas de la mañana del martes último, un grupo de cuarenta trabajadores y trabajadoras despedidas del sistema de transporte de la ciudad, protestaron ante la sede de UTA, ubicada en la Avenida Vélez Sarsfield al 582.

A fin de denunciar las irregularidades relacionadas a los despidos que sufrieron tras el paro prolongado de diez días continuos, en el año 2017, y ante la falta de respuestas por parte del sindicato (UTA), decidieron proceder a una «toma pacífica» de la sede, esperando movilizar a las autoridades.

A lo largo del día, la sede estuvo custodiada por efectivos policiales y el grupo de trabajadores pudo mantener contacto con la fiscalía de turno. Sin embargo, la tensión se adueñó del lugar en horas de la medianoche del martes, cuando manifestantes señalaron ser víctimas de aprietes violentos y que hubieron disparos.

Cuando el grupo deliberaba los pasos a seguir desde el interior de la sede, comenzaron a recibir agresiones por parte de una patota que, según denunciaron: «fue enviada por la conducción del sindicato».

Los cruces e insultos no pasaron a mayores gracias a la intervención policial, pero el conflicto se seguirá incrementando hasta tanto los manifestantes consigan la reincorporación de los empleados desafectados en 2017. Además, trabajadores denuncian la «Deslealtad Sindical» de UTA.

Mirá también:

Categorias
Sociedad

NOTAS RELACIONADAS