Solidaridad en Santiago Temple: Regalan bebida y comida a camioneros

Tanto en el acceso oeste de la localidad como en los semáforos de la Ruta Nacional 19, los vecinos se solidarizan con los transportistas

Desde hace días, los transportistas vienen denunciando que se encuentran en un estado de abandono en las rutas debido al cierre de comercios por el aislamiento social, preventivo y obligatorio nacional. Según indican, los shoppings de las estaciones de servicio se encuentran cerrados y muchos comedores de paso también.

Esta situación impide que los camioneros puedan realizar su trabajo con normalidad y, en muchas ocasiones, deben viajar por largas distancias sin contar con ningún alimento

Por esta razón, en diferentes rincones del departamento, los vecinos realizan acciones solidarias para hermanarse con los conductores, cuyo trabajo evita el desabastecimiento.

En el acceso oeste de la localidad de Santiago Temple, Verónica Bergese trabaja en su carrito desde hace dos años. Siempre le brindó agua caliente gratis a los transportistas y, este años, a raíz de la crisis sanitaria que vivimos decidió también ofrecerles café sin cobrarles nada.

«Como vi que los camioneros estaban teniendo problemas, decidí donarles el café», contó a Hablando Claro.

La modalidad, sin embargo, no es la misma que antes, cuando podían parar y sentarse a comer en la mesa. «Ahora, ellos se bajan y piden las cosas, manteniendo una distancia de dos metros». Verónica trabaja desde la mañana, hasta las 20 horas.

La idea surgió como una manera de agradecer a la vida, dice ella. «Cuando abrí, me fue bien y siempre tuve muchos clientes, entonces lo hago para agradecer que siempre he tenido mucho trabajo».

Por su parte, Nancy y su hijo Lucas decidieron hacer algo similar. Durante el almuerzo, se paran en el semáforo sobre la Ruta Nacional 19 y les ofrecen sándwiches de jamón y queso a los camioneros cuando se detienen.

En diálogo con Hablando Claro, Lucas contó que un tucumano les agradeció mucho porque venía desde Tucumán y no encontró lugar donde frenar a comer.

«Algunos camioneros se sorprendían. Muchos creían que estábamos vendiendo», detalló Nancy.

Hoy fue el primer día que lo hicieron y tienen planeado seguir. «Nosotros no buscamos nada, lo hacemos por iniciativa propia», dijeron. Además, invitaron a otros vecinos a sumarse. «Si la gente quiere colaborar con algo, lo puede hacer donando fiambre y pan»

Corresponsalía Fernanda Bandin

Mirá también:

Categorias
Sociedad

NOTAS RELACIONADAS