Tras 22 años como arzobispo de Córdoba, Ñáñez presentará la renuncia en agosto

Tal como establece la Iglesia, presentará su renuncia previo a cumplir los 75 años. El Papa Francisco determinará si continuará en el cargo, o si será reemplazado

El propio Ñáñez adelantó la noticia de manera pública el pasado Jueves Santo, en la tradicional ‘Misa Crismal’. Tal como lo establece la iglesia, al cumplir los 75 años, los obispos deben presentar la renuncia al Santo Padre, para que determine el proceso a seguir: si debe continuar en el cargo o no.

«Yo no renuncio, no renuncio al servicio de Dios» dijo el religioso en diálogo con Mitre, y contó que se quedará en Córdoba. También agregó que no hay indicios de quién lo reemplazaría: «No hubo tal conversación».

Asimismo, expresó que está totalmente de acuerdo con esta disposición de la Iglesia y rescató la renuncia que hizo en su momento el Papa Benedicto. 

Por otro lado, respecto a los tiempos que corren, Ñáñez dijo que siente «preocupación, en primer lugar por la situación de la pandemia pero también por la situación del país. El Papa ha dicho que de las crisis se sale juntos, y entonces bueno, es todo un propósito y programa. Ahora, también dice: se sale mejores o se sale peores. Ojalá nosotros salgamos un poquito mejor pero es todo un desafío«, expresó.

En este sentido, añadió: «Los problemas que tenemos en el país no son solamente por la responsabilidad de un sector, todos los argentinos somos responsables de la situación socio-política y sus repercusiones en lo económico. La posibilidad de ir superando las dificultades, al largo plazo, será sólo encontrándonos y haciendo un sincero esfuerzo por trabajar juntos. En el seno de lo eclesial no lo puedo evaluar con exactitud pero se pueden mezclar estas cosas», concluyó el arzobispo Ñáñez.

Mirá también:

Categorias
Sociedad

NOTAS RELACIONADAS