Un funcionario judicial detenido por un caso de trata de personas

Se trata de Eduardo Garzuzi, acusado de ser el principal explotador una actriz captada por una red de trata de personas con fines sexuales

El miércoles 26 de agosto fue detenido con prisión preventiva el funcionario del Ministerio Público Fiscal Eduardo Garzuzi, acusado de ser el principal explotador de Nora, una actriz captada por una red de trata de personas con fines sexuales.

La fiscalía a cargo de Carlos Casas Noblega solicitó la aprehensión de Garzuzi por el delito de «sometimiento a la esclavitud», cosa que hizo lugar el juzgado a cargo de Alejandro Sánchez Freytes. Ahora, esperan que se concrete la declaración indagatoria.

Familiares y amigos de Nora señalaron que el delito por el cual está imputado el funcionario judicial «se centra en un hecho individual (el sometimiento para la esclavitud) y no contempla el delito de trata que denunciamos», según manifestaron en un comunicado.

Ellos consideran que por las pruebas aportadas -que aún no fueron valoradas- dan cuenta de que hay múltiples personas involucradas en «un entramado complejo para la consumación del delito de trata, entre los cuales se encuentra otro miembro del poder judicial provincial y un funcionario público del gobierno local».

El caso

En una denuncia realizada por el director teatral Zenón Sosa meses atrás a Canal 10, se relataron los padecimientos de Nora, que tiene un nombre ficticio para proteger su identidad.

De acuerdo con lo que explica Sosa, la joven actriz es una cordobesa de 20 años que padece el consumo problemático de drogas y fue captada por Garzuzi, acusado de manipularla y apropiarse de ella, y Z., un cómplice entregador y vecino de la joven.

Z. es jubilado de la Justicia provincial, mientras que el detenido es funcionario del Ministerio Público Fiscal. Eduardo Garzuzi, denuncian, se aprovechó de las adicciones de Nora para obligarla a alejarla de su familia, golpearla y violentarla recurrentemente. 

Además, Sosa dijo que los familiares advirtieron que Garzuzi le proveía diversas drogas a Nora, lo que empeoraba su adicción. Cuando fue rescatada, la joven estaba encerrada en un departamento propiedad del imputado, en el que había estupefacientes, elementos de corte y no estaba en condiciones habitables.

Tras el rescate, la joven fue internada involuntariamente en una institución por su consumo problemático. Allí, según señaló la familia de Nora, recibió la visita de uno de los involucrados, que se hizo pasar por su padre, y recibió objetos que no estaba autorizada a tener.

(Cba24n)

Mirá también:

Categorias
Sociedad

NOTAS RELACIONADAS