Una heroína de 14 años en Morteros

Este fin de semana, una niña salvó la vida de un joven de 23 años al practicarle maniobras de RCP
Imagen Ilustrativa.

Este fin de semana, la localidad cordobesa de Morteros tuvo una heroína de sólo 14 años de edad. La niña salvó la vida de un joven de 23 años, al practicarle maniobras de RCP.

El nombre de esta heroína es Julieta Ponce, quien junto a una amiga paseaba por el frente de la vivienda de Franco Ghirardoti, quien se desvaneció mientras comía junto a su madre, Natalia Ferrero, y cinco adultos más que, en el momento, no pudieron hacer nada.

“Pasaba por allí y pedían ayuda; entro y me encuentro con que Franco estaba tirado en el piso y convulsionando”, relató la adolescente a Radio FM Morteros.

“Primero se me puso la cabeza en blanco, no sabía qué hacer y estaba muy asustada, después me acordé de lo que había que hacer y lo que no había que hacer”, agregó.

Al escuchar los gritos de la familia, las dos amigas ingresaron a la propiedad, y Julieta le aplicó las maniobras de reanimación cardiopulmonar que había aprendido semanas atrás en una de las clases de la escuela donde concurre en su ciudad, el Ipemyt 206.

“Gente así no se encuentra a la vuelta de la esquina”, valoró la madre de Franco.

Minutos después llegó el servicio de emergencias, que trasladó al joven hasta el Hospital Sauret, donde permaneció internado en observación. Actualmente, Franco «se encuentra muy bien», contó Natalia.

Casos como éstos reafirman la importancia de saber estas maniobras, porque como Julieta, podemos llegar a salvar una vida.

Categorias
Sociedad

NOTAS RELACIONADAS