Una policía murió atropellada por un móvil mientras prestaba servicio

Ocurrió en la localidad de Bialet Massé. La camioneta policial comenzó a deslizarse por una pendiente y, cuando la joven agente quiso frenarla, fue atropellada.
Foto Ilustrativa

El trágico suceso que terminó con la vida de una joven agente de 23 años de edad, ocurrió el miércoles por la tarde en Bialet Massé. Se trata de Ailín Stagliano y, según fuentes policiales, es madre de una pequeña beba.

Un móvil policial conducido por dos agentes compañeras mujeres, alertadas por la activación de una alarma en una vivienda de la calle Pernaltti Boca de esa localidad, se acercaron a controlar.

Por motivos que aún se están investigando, cuando Ailín bajó a constatar lo que sucedía fue embestida por la camioneta de la CAP en la que se conducían. La misma había comenzado a bajar sorpresivamente por la calle que cuenta con una gran pendiente.

Según lo que informó el jefe de la Departamental norte, comisario Luis López, habría fallado el freno de mano de la camioneta, por lo que comenzó a deslizarse por la pendiente. La agente intentó frenarla pero fue aplastada.

«Aparentemente se resbaló y el móvil la pasó por arriba, ocasionándole gravísimas lesiones a la altura del tórax. Es una zona de pleno campo, terriblemente inaccesible. Es un lugar muy complicado para llegar. Estamos tratando de establecer las causas de esta triste noticia del fallecimiento», expresó López a Cadena 3.

Paramédicos que trabajaron en el lugar asistieron a la joven policía, pero luego de unos minutos constataron su deceso.


Categorias
PolicialesSociedad

NOTAS RELACIONADAS