Uniones de parejas del mismo sexo: el obispo de San Francisco respaldó al Papa

Monseñor Sergio Buenanueva consideró que este reconocimiento del Sumo Pontífice es "un paso importante" y "una puerta que se abre"

El obispo de San Francisco, monseñor Sergio Buenanueva, se refirió al respaldo que brindó el papa Francisco para las uniones civiles entre personas del mismo sexo y señaló que «es un paso importante».

«Aunque para la Iglesia Católica la heterosexualidad es esencial al matrimonio, ahora reconoce que las personas tienen derecho a coberturas legales que protejan sus derechos y por eso en las personas del mismo reconocen las uniones civiles», explicó Buenanueva a Cadena 3.

«El papa reconoce la protección de las uniones civiles y con eso abre una puerta que estaba un poco cerrada, no por un documento de fuste del magisterio de la iglesia, sino por una serie de manifestaciones daba la Congregación de la Fe de 2003/2004», agregó.

En este sentido, destacó que dentro de la Iglesia «hay un trabajo pastoral que va creciendo con personas de las colectividades LGBT», aunque reconoció que «no siempre es bien visto por otros sectores (de la institución eclesiástica)».

Esto es un punto importante por quienes trabajan en reconocimiento de las personas y un trato respetuoso, que es un poco la enseñanza de la Iglesia que a veces queda en segundo plano por la posición que tiene para reconocer como matrimonio la unión de personas del mismo sexo

«Son cosas que se van dando progresivamente respecto a esta atención pastoral a personas o grupos que comparten el colectivo LGBT», apuntó.

Respecto a la recepción de este anuncio en la comunidad católica, Buenanueva manifestó que «un cura bien formado sabe que hay puntos esenciales y otras cuestiones que tienen que ver con la atención de las personas y el trato que deben recibir».

«Las personas tienen que ser respetadas. Se puede discutir sobre las teorías de género, pero si estoy ante una persona discriminada, que recibió violencia por su condición de homosexual, travesti o transexual, ahí lo que tiene que primar es la compasión y calidad de Evangelio. Eso es lo primero», subrayó.

«Uno puede estar en desacuerdo con los estilos de vida, pero los derechos de todo ser humano tienen que ser respetados, aprobados y acompañados», enfatizó y manifestó que «con tensiones internas, la Iglesia también sigue este debate».

«Son temas que tienen que ser llevados a la catequesis, al debate y a la discusión del día a día», concluyó.

(La Voz de San Justo)

Mirá también:

Categorias
Sociedad

NOTAS RELACIONADAS