Viento a favor: Reabre la fábrica de Mielcitas y Naranjú como cooperativa

El negocio volverá a funcionar administrado por los 88 operarios que solían trabajar allí. "Es algo que nos devuelve la esperanza", dijo la delegada

Parece que una de las más efectivas opciones que tienen los trabajadores para paliar el desempleo tras el quiebre de una fábrica, es la creación de cooperativas. De esta forma, en el duro contexto económico y político por el que está viviendo Argentina, y luego del cierre de muchas empresas, nuevas propuestas de trabajadores organizados salen a la luz.

A dos meses del quiebre de la fábrica Suschen, responsable de producir algunas golosinas históricas como las Mielcitas, las bolsas de semillas de girasol comestibles y el Naranjú, el negocio volverá a funcionar administrado por los 88 operarios que solían trabajar allí.

A pocos días del cierre de la fábrica de «Mielcitas», más de cien familias quedaron en la calle y fueron vulnerados la mayoría de sus derechos. En ese momento, los empleados exigían que se cumplan las medidas legales correspondientes, ya que nunca recibieron un telegrama de despido ni fueron indemnizados. Sin embargo, lograron reflotar y volver a abrir las persianas de la fábrica a la que dedicaron gran parte de su vida.

«Estamos en plena etapa de trámites, con la entrega de los últimos papeles para la conformación de la cooperativa», señaló a Primer Plano Silvia Ayala, elegida por sus compañeros como presidenta de la nueva entidad y quien se había puesto al hombro el reclamo tras el cierre.

A través de festivales y donaciones, la cooperativa consiguió dinero para volver a fabricar las bolsas marca Girasol y el Naranjú y esperan los suministros para reeditar las Mielcitas. Además, buscan una solución a la deuda de alquiler y servicios del edificio que dejó la administración anterior.

«De los dueños lo único que sabemos es que hay una abogada presentándose en nombre de ellos. Pero eso va por otro carril», añadió Ayala y agregó que están «muy entusiasmados» por la posibilidad de retomar la producción. «Es algo que nos devuelve la esperanza», sostuvo.

Mirá también:

Categorias
Sociedad

NOTAS RELACIONADAS