Vizzotti: «El debate por los penes de madera confirma cuánto necesitamos ESI»

Los penes de madera son material educativo y serán entregados en los Centros de Atención Primaria de la Salud, como así también a profesionales de la salud

En la tarde del viernes cuando se supo que la secretaría de Acceso a la Salud de la Nación llamó a licitación para la compra de 10 mil penes de madera pulida se revolucionaron las redes sociales y los medios de comunicación.

Sandra Tirado, quien sucedió en ese puesto a Carla Vizzotti cuando asumió como ministra de Salud de la Nación, fundamentó que con la compra del material se busca «concientizar y evitar la propagación de enfermedades de transmisión sexual tales como el VIH y otras ITS en el marco de la Ley N° 23.798″.

Los penes de madera serán “destinados a la población general y a profesionales de la salud, a distribuirse en los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS), Regiones Sanitarias, Programas Provinciales, Municipales y otros establecimientos de todo el país”. La convocatoria cerró y había entre los oferentes, una empresa cordobesa que se bajó «porque no era rentable hacer el negocio».

De acuerdo al pliego, los diez mil penes deben ser de madera semidura, con una altura de 17 centímetros y un diámetro del cilindro de 4 centímetros. El diámetro base debe ser de 5 centímetros y el material será entregado en cajas de cien unidades. A esto se suma el encargo de un dispenser de preservativos por 10 mil unidades; y 10 mil maletines de polipropileno natural, de color turquesa.

La cartera sanitaria explicó que la compra es por «un aumento de los diagnósticos» en la transmisión de enfermedades sexuales, «como por ejemplo, sífilis».  Lo cual motiva «la necesidad de políticas de prevención en Salud Sexual, sostenida y de impacto nacional».

En un comunicado, se especificó: “Los kits educativos para la promoción y prevención, contienen preservativos, dispenser para la accesibilidad de los preservativos y maletines donde se transportan los elementos para las capacitaciones, entre los que se cuentan penes de madera, gel lubricante y materiales de comunicación». El monto de la compra es de 13 millones de pesos.

La respuesta de Vizzotti

Críticas justificadas en cuanto a la inversión escondieron la negativa hacia la implementación de la ESI. En este marco la Ministra de Salud de la Nación se expresó al respecto:

«Gracias por la inesperada difusión de los #PenesDeMadera. El debate generado no hace más que visibilizar y confirmar cuánto necesitamos Educación Sexual Integral (ESI) en nuestra sociedad«.

Y añadió que las prácticas sexuales protegidas previenen infecciones de transmisión sexual como la sífilis y el VIH. «Enseñar a usar preservativos es una forma de educar en el cuidado individual y colectivo», finalizó vía twitter.

Seguí leyendo:

Categorias
SaludSociedad

NOTAS RELACIONADAS